Logo Africa Nos Mira

El proyecto de los huérfanos sigue creciendo

Ya somos más de 200 socios!

Ángel Olaran es misionero de los Padres Blancos que después de pasar veinte años en Tanzania fue llamado para realizar su labor en la localidad de Wukro. Actualmente vive y trabaja en Wukro desde hace más de 17 años, en la Misión de Saint Mary’s y es el
principal promotor y gestor de este proyecto.

LOCALIZACIÓN

Wukro es un pueblo situado en la región de Tigray al Norte de Etiopía, a unos 900kms de la capital del país, Addis Abeba. La región de Wukro cuenta con una población de unos 110.000 habitantes, de los cuales 40.000 residen en Wukro.

La zona es esencialmente agrícola, actividad que se desarrolla con la ayuda de bueyes. Aunque las lluvias sean adecuadas, debido al minifundismo, los labradores apenas pueden alimentar a sus familias durante seis meses de la época seca al año. Un 80% de la población urbana carece de tierras.

PROBLEMÁTICA

Wukro es el distrito más pobre de los cuatro que componen la región de Tigray. La tasa de desempleo es muy alta y un gran número de personas adultas dependen de la ayuda asistencial. Unas 3.000 viudas de antiguos combatientes y mujeres abandonadas por sus maridos afrontan en solitario el cuidado de sus hijos y la generación de recursos.

La falta de los mismos que sufren las mujeres -pues sólo unas pocas tienen la fortuna de tener trabajo o un huerto que cultivar- provoca que gran número de ellas se vean abocadas a la prostitución.

SOLUCIONES APORTADAS

Educación:

El primer proyecto de Ángel Olaran en Wukro fue el de garantizar la educación de las niñas y niños que no tenían la posibilidad de acudir a un centro de enseñanza secundaria para lo cual fundó el Colegio St. Mary’s. Actualmente, más de 350 alumnas y alumnos acuden a recibir formación profesional que les permita encontrar un trabajo. Las áreas de formación profesional que se imparten en el St. Mary’s son:

- Soldadura y Electricidad.

- Agricultura y Comercio.

- Bordado, Corte y Confección.

- Pintura, Escultura en barro y Trabajo en cuero.

Ayuda asistencial

Parte de la jornada de trabajo de Ángel y los asistentes sociales consiste en conocer la situación personal y familiar de la gente que acude a su centro en busca de ayuda.

Esta actividad se lleva a cabo visitando sus casas. La ayuda asistencial que se presta puede ser de varios tipos: alimentaria, de acceso a la vivienda, medicamentos, etc. y va destinada a tres grandes grupos de personas:

- 4.000-5.000 niños desnutridos en su mayoría a los que se les da de comer en el Centro de Salud de Wukro

- Indigentes: población enferma de SIDA y tuberculosis, personas ancianas, madres solteras, hijos e hijas sin trabajo, etc

- Más de 1.000 niñas y niños huérfanos, objetivo específico de nuestro proyecto, a los que se pretende proporcionar vivienda, ropa, alimentación, educación y asistencia sanitaria.

Microcréditos

En Wukro, unas 7.500 mujeres son cabeza de familia sin oficio, huerto ni trabajo. Muchas de ellas fueron desplazadas de Eritrea, de donde vinieron solas con sus hijos.

En una región donde la falta de desarrollo ha provocado que la población experimente unas condiciones de subsistencia duras, las mujeres cabeza de familia, constituyen el final de la estructura socioeconómica.

El objetivo de este proyecto consiste en capacitar a la mujer, a través de una formación intensiva que incluye aspectos como contabilidad, corte-confección, horticultura, ganado etc. y posteriormente la concesión de un microcrédito (100-150 €) que les permita negociar y afrontar el futuro de forma digna. Su independencia económica conlleva su independencia social y la participación activa en los sucesos locales. Una mujer estable proporciona estabilidad a toda una familia.

BENEFICIARIOS

Los más de 250 huérfanos de Wukro.

FINANCIACIÓN

Además de África Nos Mira, muchas otras asociaciones como Medicus Mundi Guipuzcoa, Manos Unidas o Adendia colaboran con este proyecto, que está teniendo una gran repercusión social en Wukro.